Editoriales
 
Pésima la oferta de leche y sus derivados en Camajuaní y por extensión en Cuba.
Por Librado Linares García
2 de septiembre de 2020
Mucho peor que la paupérrima oferta, es la calidad (adulteración) y la cantidad, pues se transporta y comercializa a granel en un país de muchas necesidades, la higiene, la manipulación, la inestabilidad de los horarios, la violación de la frecuencia e incluso el incumplimiento de una o más de las diez entregas que se deben materializar al mes, esto último, en el caso de la de los enfermos.

Leche transportada y comercializada a granel, así como reenvasada, a la que se hace referencia.Una de las promesas que hizo el general de ejército Raúl Castro al asumir el poder en primera persona fue poner un vaso de leche en la mesa del cubano, pero como lo demuestran los hechos, fracasó rotunamente. Solamente pueden adquirir ese preciado alimento los niños menores de 7 años y los enfermos avalados por los especialistas de la medicina. Los primeros tienen derecho a comprar 920 ml diarios y los segundo la misma cantidad cada tres días. La oferta que en otros tiempos realizaban los campesinos está prohibida, en virtud del compromiso que poseen con las entidades estatales, y de encontrarse por la izquierda, el precio oscila entre 8 y 10 CUP el litro.

Mucho peor que la paupérrima oferta, es la calidad (adulteración) y la cantidad, pues se transporta y comercializa a granel en un país de muchas necesidades, la higiene, la manipulación, la inestabilidad de los horarios, la violación de la frecuencia e incluso el incumplimiento de una o más de las diez entregas que se deben materializar al mes, esto último, en el caso de la de los enfermos. Los derivados tan demandados como: el queso, el yogurt, la mantequilla, la leche en polvo, así como la desgrasada en diferentes porcientos, solamente aparecen muy esporádicamente y la variedad y la calidad están en entredichos. En fin, si algo tiene el auténtico sabor a socialismo es este servicio.

En muchos países la leche viene envasada, con la descripción nutritiva, el peso o volumen, presentación de la mercancía con los estándares de la mercadotecnia, con un proceso de pasteurización que le ahorra al consumidor tener que hervir la misma, y, sobre todo, están abarrotadas las estanterías. La variedad, extensiva a los derivados es amplísima, así como de los diferentes importes, de modo que el comprador puede ajustarse a la relación calidad precio de su elección. También existen instituciones de defensa del consumidor que realizan muy bien su trabajo.

La leche forma parte del consumo humano desde hace unos 11 mil años, lo que contribuyó en su momento a la revolución Neolítica, consta de los siguientes nutrientes: agua, sal, minerales, calcio, lactosa, grasa, proteínas y derivados de la morfina (casamorfina) que se encarga de mantener cierto nivel de adicción, así como es un tranquilizador, para los bebés y adultos. Prácticamente nadie duda que es uno de los alimentos más integrales y en muchas culturas resulta imprescindible en la dieta. Si algo pone de relieve la inoperancia del castrismo para satisfacer mínimamente las necesidades humanas, es justamente no garantizar este vital alimento, que, por demás, en muchas partes está de tal forma asegurado que es percibido como el sol que aparece todos los días en el firmamento.