Alertas MCR
 
SOS. Los huelguistas del MCR: Anairis, Adairis y Fidel Manuel corren grave peligro
8 de junio de 2018

Desde el día 22 de mayo pasado los activistas del MCR: Anairis Miranda Leyva, Adairis Miranda Leyva y Fidel Manuel Batista Leyva comenzaron una huelga de hambre demandando los siguiente: devolución de los 740.00 CUC robados por el régimen al MCR y normalización y justicia con relación al derecho a la educación sin cortapisas de los hijos de Adairis: Alain Michel y Tahimí Rodríguez Miranda, de 10 y 11 años respectivamente.

Los signos vitales son los siguientes:

Nombre         Peso (5/mayo)         T/A            F/C         F/R        Disminución de peso, hasta el 5/mayo

Anairis            28 kg                        80/60        53           18          9.5 kg

Adairis            33 kg                        80/60         60           18        10.1 hg 

Fidel M            48 kg                        80/50        60            18        11.1 kg

El día 7 fueron visitados por la doctora del consultorio médico: Linet, y pudo constatar que los tres padecen de: calambres en piernas y brazos, mareos, náuseas y dolores, así como las gemelas Anairis y Adairis siguen con sangramiento vaginal. También a una pregunta de la madre de los huelguistas: Maydolis Leyva Portelles, sobre un posible ingreso, ella le respondió: Cuando tengan síntomas de alarma: lenguaje no claro, conciencia comprometida, deshidratación, suspensión de la orina, etc. La progenitora de los protestantes asegura que Anairis tiene la segunda sintomatología.

Una de las represalias tomada con ellos es la siguiente: suspensión de las llamadas internacionales y mensajería. A Maydolis le pareció que Anairis no amanecería viva el 7 por lo mal que se vio.

El MCR hace un llamado a todas las personas, instituciones y gobiernos de buena voluntad para que se movilicen en pos de que se haga justicia y con ellos los niños sean devueltos a su escuela de origen, así como que la Maestra responsable de los actos de intolerancia: Cruz María González Fernández, sea sancionada ejemplarmente, lo cual pasa por su separación de la escuela. La familia Miranda Leyva y por extensión el MCR hace responsable a la jerarquía imperante y sus ejecutores locales de todas las injusticias cometidas y los conmina a que corrijan su proceder. El sistema de educación cubano debe cumplir con lo refrendado en los pactos: “estar encaminado a el pleno desarrollo de la personalidad humana y el sentido de su dignidad, y debe fortalecer el respeto de los DD HH y las libertades fundamentales” y ayudar a todas las personas para participar efectivamente en la sociedad (art. 13 y 14)